La presencia de un estanque en cualquier jardín ofrece la posibilidad de recrear un entorno vivo, con un agua natural en donde se reproduce a pequeña escala gran parte de los fenómenos que tienen lugar en la naturaleza, siendo un complemento perfecto para desarrollar distintos tipos de actividades y proporcionar un pequeño entorno paisajístico con distintos tipos de plantas y animales a su alrededor.

166354305A grandes rasgos, los estanques naturales presentan un esquema de funcionamiento similar al de las piscinas naturalizadas, haciendo hincampié en la recreación de un entorno adecuado al tipo de animales que vayamos a introducir en su interior, de manera que existirán grandes diferencias en el tipo de plantas, distribución y parámetros de diseño según cuales sean los peces o anfibios incluidos. Los estanques admiten una gran variedad de distintos tipos de animales e incluso pueden ser usados para crear un jardín acuático, sin incluir ningún tipo de animal en su interior. En cualquier caso, cada estanque puede ser completamente distinto a cualquier otro existente y necesitará de un diseño particularizado, adecuado a cada entorno, que no solamente tenga en cuenta el tipo de plantas o animales a incluir en su ecosistema, sino también su localización, régimen de lluvias, materiales usados en la construcción y acabados, radiación solar, viento, etc. En general se requiere un especial cuidado durante la fase de diseño si queremos conseguir unas plantas saludables y evitar que pueda producirse una mortandad generalizada de peces u otros animales que habiten en su interior.